5 revelaciones sobre la luz azul

La luz azul es un tema muy popular en estos días – ¡y está ganando mala reputación! Pero, ¿sabías que también puede ser buena? Continúa leyendo para desmitificar la historia detrás de la luz azul y descubre cómo influye en tu cuerpo y mente.

1. ESTAMOS RODEADOS DE ELLA
Contrario a los rumores, la luz azul no solo es emitida por tu teléfono celular, tableta, TV o pantalla de computadoraestá a nuestro alrededor y su fuente principal es la luz del sol. Todos esos rayos que descienden del cielo se componen de un espectro de colores del arcoíris, que van desde la luz ultravioleta invisible (UV) en un extremo hasta la luz infrarroja en el otro y la luz azul es un gran componente de ellos. De hecho, la luz azul constituye aproximadamente un tercio de toda la luz visible para el ojo humano. También es la razón por la que el cielo es azultodos nos hemos preguntado eso alguna vez, ¿verdad?

2. PONE A PRUEBA TUS OJOS
Debido a que la luz azul tiene una longitud de onda muy corta en comparación con otros colores, produce una gran cantidad de energía. Tomando en cuenta cuánto tiempo podemos pasar frente a las pantallas cada día, esto significa que nuestros ojos están siendo bombardeados constantemente según estudios puede tener efectos extremadamente negativos. Un buen ejemplo de esto es la vista cansada digitaluna condición conocida por causar desde vista borrosa hasta dolor en el cuello y espalda. Pero lo peor es que, con el tiempo, podría incluso provocar degeneración macularun problema mucho más serio que ocasiona daños oculares permanentes e incluso ceguera.

3. ES ENEMIGA DEL SUEÑO
¿Te resulta difícil quedarte dormida? No es sorprendente, ya que la luz azul es un conocido disruptor del sueño. Debido a nuestra elevada sensibilidad a la luz azul, esta tiene la molesta capacidad de interferir con nuestro ritmo circadiano (el reloj interno responsable de los periodos de somnolencia y estado de alerta). Naturalmente, todos somos diferentes y algunos pueden verse menos afectados, sin embargo, existe una fuerte evidencia que sugiere que usar el teléfono celular o mirar televisión justo antes de acostarse puede causar un cambio en nuestro reloj circadiano. A su vez, esto engaña a nuestros cerebros para que se duerman más tarde. ¿No los puedes apagar? ¡Buena suerte levantándote temprano mañana!

4. NO ES TOTALMENTE MALA
En medio de toda la prensa negativa, hay algunos aspectos positivos en la luz azul. Se ha demostrado que aumenta el estado de alerta, ayuda a la memoria y a las funciones cognitivas e incluso aumenta tu estado de ánimo. Además, la exposición a la luz azul durante el día ayuda a tu cuerpo a mantener un ritmo circadiano saludable. Así que sal y disfruta de la luz del día mientras puedasincluso si solo se trata de una caminata corta durante el almuerzo.

5. ¡LA LUZ AZUL PUEDE SER VENCIDA!
¿Cómo? Lo creas o no, una forma fácil es parpadear más. Mientras más nos enfoquemos en nuestras pantallas, es menos probable que parpadeemos, lo que causa resequedad en los ojos – ¡así que parpadea! Otra solución es comprar filtros especiales para tu teléfono, tableta y pantallas de computadora para minimizar la cantidad de luz azul que ataca tus ojos. También vale la pena proteger tu piel, ya que algunos estudios indican que la luz azul podría compartir algunos de los efectos nocivos de la luz UV y causar envejecimiento prematuro de la piel. Una forma de remediar esto es proteger tu piel con protección avanzada, puedes apoyarte de la NovAge Pantalla Solar Anticontaminantes Amplio Espectro FPS 50 PA++++. ¿Para qué arriesgarnos, no crees?

Por último, pero no menos importante ... y sí, esto puede parecer una locura… ¡Podrías (y probablemente deberías) limitar tu tiempo en el uso de pantallas! Esto te ayudará a disminuir los efectos en tu piel y ojos a la larga, sin mencionar que podrás dormir mejor por la noche.

Escrito por: