AGUA MICELAR: ¿SE MERECE SU FAMA?

Conocida como “el secreto de belleza de las francesas”, seguro has oído hablar de este producto antes. No se aclara, es una alternativa sin jabón a la limpiadora, pero ¿realmente se merece la fama que tiene?

¿CÓMO ACTÚA EL AGUA MICELAR?
La fórmula de este producto está hecha de micelas: son moléculas tamaño nano de aceite suspendidas en agua. Las micelas atraen la suciedad y la grasa, por lo que cuando se aplican sobre la piel, recogen el exceso de sebo y disuelven la suciedad y el maquillaje. Lo único que se debe hacer es depositarla sobre un algodón, pasarla sobre todo el rostro y una vez limpia la piel, se deja absorber antes de hidratar.

¿DEBERÍA PROBARLA?
El Agua Micelar es particularmente buena para las pieles sensibles o muy secas. Si las limpiadoras cremosas o los tónicos te dejan la piel tensa, rugosa o con rojeces, opta por el agua micelar. Pero ten en cuenta: que no es en sí una limpiadora, por lo que evita tratar de eliminar el maquillaje de larga duración o a prueba de agua, puesto que es más difícil.

Si tienes los primeros signos de envejecimiento o acné, el agua micelar puede que no sea tan efectiva como un dúo limpiador-tónico. De cualquier forma, es un excelente primer paso para una efectiva acción limpiadora si se combina con otro posterior.

EL VEREDICTO:
La idea de que el agua micelar es un desmaquillante, limpiadora, tónico e hidratante ¡todo en uno! Ningún producto es tan bueno.

Es un desmaquillante rápido y fácil de aplicar y además, delicado con la piel. Si tienes piel seca o sensible, es bueno que elijas la Solución Micelar Diamond Cellular, combinándolo con la hidratante con SPF todos los días.

Para otro tipo de piel, el agua micelar es un sustituto ideal cuando no tengas a la mano los productos específicos o cuando tengas poco tiempo para tu rutina de limpieza. Pero es recomendable usarla en combinación con otros productos como un gel limpiador indicado para tu piel y el Sistema de Limpieza Facial SkinPro.


Escrito por: Fotografías por: Fotolia