Yoga Para el Rostro: ¡El Ejercicio Anti-Edad!

Ya estás familiarizada con el yoga, un ejercicio que se centra en el cuerpo, alma y balance, pero… ¿Has escuchado acerca del yoga para el rostro? Si lo practicas diario, el yoga para el rostro o masaje facial, está comprobado que funciona como un agente anti-edad, mejorando la apariencia del tono de la piel, su estructura y la flacidez ¡Aprende a practicarlo!

Pero antes de que domines nuestras cinco posiciones favoritas, descubre lo que el Director Senior de Ciencia e Innovación Oriflame, el Dr. Alain Mavon, nos dijo: ¨Investigaciones recientes han confirmado que los ejercicios que contraen y relajan los músculos faciales, estimulan los fibroblastos y previenen la pérdida de la elasticidad de la piel. Es una técnica conocida por ayudar a que la piel mantenga su rebote, lo que tiene un efecto real sobre la flacidez. Si me preguntan, ¡unos minutos al día de ejercicios faciales y una rutina de cuidado de la piel (como la de  NovAge Ultimate Lift) son el secreto para lucir una piel más joven!”

1. Estiramiento de Lengua
Bueno para: Esta posición puede verse un poco chistosa, pero en realidad ayuda a eliminar las toxinas que se encuentran alrededor de tus ojos.
Ejercicio: Mantén tus ojos muy abiertos y tu mirada hacia arriba. Abre tu boca, estira tu lengua hacia arriba y hacia abajo de tu barbilla, tanto como puedas. Sostenla en esa posición por 10 segundos y después repite el ejercicio.

2. La V
Buena para: La V trata el envejecimiento del área de tus ojos y frente, y ayuda a reducir las bolsas y la hinchazón que aparece debajo de los ojos.
Ejercicio: Forma una V con tus dedos índices y medios de las dos manos. Presiona tu dedo medio sobre el extremo interior de tus cejas y tu dedo índice en el extremo externo (pegado a tu cien). Dirige tu mirada hacia el techo y levanta los párpados inferiores como si fueras a cerrar los ojos. Relájate y repítelo 6 veces.

3. Nariz en forma 
Buena para: Fortalece los músculos de tu nariz y previene que tu nariz pierda su forma por la flacidez.
Ejercicio: Coloca tus dedos índices cerca de tus fosas nasales, de manera que te sea cómodo respirar. Presiona los lados de tu nariz y deja de presionar para que regresen a su forma natural. Repítelo varias veces.

4. Cara de Pescado
Buena para: Esta posición remediará las líneas que se marcan cuando sonríes y que tu papada se escurra.
Ejercicio: Coloca tus labios como si quisieras hacer una “cara de pescado” y sonríe. Mantén esta posición por 30 segundos, descansa y repite.

5. Besa el cielo
Bueno para: Ayuda a reducir las arrugas y trata la piel flácida de alrededor de tu cuello, mientras que fortalece los músculos de tu mandíbula. Ejercicio: Inclina tu cabeza hacia atrás (viendo hacia el techo), estirando tu cuello hacia arriba. Frunce tus labios como si fueras a dar un beso. Descansa y repite.








Escrito por: Fotografías por: Getty images